Problemática

de la Cuenca

DSC04193.arw
IMG_8681.JPG
IMG_8698.JPG

En la Cuenca del Valle de Jovel, como en el resto de la región Altos de Chiapas, nos enfrentamos al deterioro y disminución de los bosques. Este problema central se asocia con causas de índole económica, social, cultural y política.

 

Una causa identificada es la extracción de recursos forestales bajo prácticas que sobrepasan la capacidad de recuperación natural del bosque. Las comunidades rurales de la cuenca aprovechan los bosques para extraer laña, madera y otros productos no maderables para su uso en los hogares, la producción de carbón vegetal y la comercialización.

 

Los programas para recuperar y reforestar los bosques son escasos y con un bajo seguimiento y monitoreo; se enfocan en sitios que de manera natural o por influencia humana han perdido su cobertura vegetal y privilegian la repoblación forestal para fines económicos, pocas veces se reforesta con especies arbóreas nativas.

 

La desaparición del bosque y la degradación de los remanentes también se asocian al cambio de uso de suelo para establecer unidades de producción agropecuaria.

Esto se asocia a la dinámica agrícola tradicional, en la que los terrenos son deforestados para convertirlos en parcelas agrícolas de autoconsumo, las cuales son utilizadas unos años y al disminuir la fertilidad del suelo, éstas son abandonadas y nuevas áreas de cultivo son abiertas. También resaltan las prácticas agrícolas con bajos rendimientos y el uso intensivo de fertilizantes y herbicidas químicos, que no ayudan a detener la degradación del suelo y la pérdida de fertilidad. 

La falta de regulación y de conocimiento del potencial forestal lleva que a muchas veces se aprovechen árboles (generalmente pino) con buenas características para producir carbón, tablas o polines que generan dinero a corto plazo, pero que no aseguran la sostenibilidad del negocio. A esta compleja situación se tiene que agregar las afectaciones por los incendios forestales, cuyas causas son las quemas agrícolas, los accidentes, las quemas para el uso de suelo e incluso los incendios a causa de conflictos sociales. 

La degradación y deforestación del bosque a causa de los usos agrícolas y la extracción de leña y madera conduce a problemáticas transversales como la alteración de la dinámica hídrica, la degradación de los suelos, la pérdida de la biodiversidad, el incremento de la pobreza, especialmente en las zonas rurales, y la detonación de conflictos socio – ambientales. 

130.png

¡Apúntate para apoyarnos!